Caer, volver, soñarme y que me sueñen

La psique, del griego ψυχή, psyché, «alma humana», es un concepto procedente de la cosmovisión de la antigua Grecia, que designaba la fuerza vital de un individuo, unida a su cuerpo en vida y desligada de éste tras su muerte. El término se mantiene en varias escuelas de psicología, perdiendo en general su valor metafísico: se convierte así en la designación de todos los procesos y fenómenos que hacen de la mente humana una unidad compleja cuya base en estado de conciencia evolucionados está íntimamente vinculada a la intuición y al cerebro del corazón. Aunque no nos lo contaran a lo largo de nuestra trayectoria académica, y nos resulte difícil de creer, el corazón también tiene cerebro ¡¡ Siente, piensa y decide, cuando la Vida Es Viva ¡¡  En él se concentran cerca de 40.000 neuronas y toda una red de neurotransmisores con unas funciones muy concretas que lo convierten, para nuestra admiración, en una extensión perfecta de nuestro cerebro.

El Ser impregna de alma humana,  con su esencia, la obra en forma de arte, de abstracción, de encuentro con el instante en el que más allá de la mente, el hombre se relaciona consigo mismo en un íntimo esfuerzo por trascenderse a través de la manifestación de su vida como obra.

Algo que resulta curioso es que, cuando queremos referirnos a nuestra propia persona, es común llevarnos la mano hacia el corazón. Es algo automático, casi instintivo, como si una voz misteriosa y sincera, nos indicara que justo ahí se localiza el centro de nuestro auténtico ser, de nuestra conciencia.

La Psicología Transpersonal, ayuda a rescatar las memorias perdidas de un Yo, en ese punto tuyo del camino. El Recuerdo de la esencia del Ser que Somos. Alineación en perfecta coherencia del quienes somos con aquello en lo que nos hemos convertido.

Miro a través de los ojos de otras vida, y todas sus muertes. Y no me canso de rescatar casualidades a través de la que descubrirnos en esta realidad hiperconectada, en la que cada SER SANADO ES UNA PARTE REDIMIDA DE MI MISM@: de vuelta a la vida viva.

Madrid 1937- En la Plaza del Ángel.

Por defender nuestra ración de tiempo y paraíso, y recobrarnos. Los dos se desnudaron y se amaron,  por defender nuestra ración eterna, nuestra ración de tiempo y paraíso. tocar nuestra raíz y recobrarnos. Recobrar nuestra herencia arrebatada por ladrones de Vida hace mil siglos. Los dos se desnudaron y besaron, porque las desnudeces enlazadas saltan el tiempo y son invulnerables. Nada las toca, vuelven al principio. No hay tú ni yo, mañana, ayer, ni nombres. Verdad de Dos, en sólo un cuerpo y alma. Oh Ser Total¡

Nada las toca…

Las paredes invisibles. Las máscaras podridas que dividen al hombre de los hombres. Al hombre de sí mismo. Se derrumban por un instante inmenso y vislumbramos nuestra unidad perdida, el desamparo que es ser hombres, la gloria que es ser hombres y compartir el Pan, el Sol, la Muerte, el olvidado Asombro de estar Vivos.Amar es combatir. Si dos se besan el mundo cambia. Encarnan los deseos. El pensamiento encarna. Brotan alas en las espaldas del esclavo. El mundo es real y tangible. El vino es vino. El pan vuelve a saber. El agua es agua. Amar es combatir. Es abrir puertas. Dejar de ser fantasma con un número a perpetua cadena condenado por un amo sin rostro. El mundo cambia si dos se miran y se reconocen. Amar es desnudarse de los nombres. Déjame Ser tu Puta.Mejor el crimen. Los amantes suicidas. El incesto de los hermanos como dos espejos enamorados de su semejanza. Mejor comer el pan envenenado el adulterio en lechos de ceniza, los amores feroces, el delirio,….Mejor ser lapidado en las plazas que dar vuelta a la noria que exprime la sustancia de la vida, cambia la eternidad en horas huecas, los minutos en cárceles, el tiempo en monedas de cobre y mierda abstracta.Mejor la castidad, flor invisible, que se mece en los tallos del silencio. El difícil diamante de los santos, que filtra los deseos, sacia al tiempo, nupcias de la quietud y el movimiento, canta la soledad en su corola pétalo de cristal es cada hora, el mundo se despoja de sus máscaras, y en su centro, vibrante transparencia, lo que llamamos Dios, el Ser sin nombre, se contempla en la Nada. El Ser sin rostro, emerge de Sí Mismo. Sol de Soles. Plenitud de Presencias y de Nombres.Sigo mis desvaríos. Cuartos. Calles, camino a tientas por los corredores del tiempo….Vuelvo a dónde empecé busco tu rostro, camino por las calles de mi mismo bajo un Sol sin edad y tu a mi lado, caminas como un árbol,  como un río caminas y me hablas como un rio, creces como una espiga entre mis manos, lates como una ardilla entre mis manos, vuelas como mil pájaros. Tu risa me ha cubierto de espuma. Tu cabeza es un astro pequeño entre mis manos. El mundo reverdece si sonríes comiendo una naranja.El mundo cambia, si dos vertiginosos y enlazados caen sobre la hierba. El cielo baja, los árboles ascienden. El espacio solo es luz y silencio. Solo espacio abierto para el águila del ojo. Pasa la blanca tribu de las nubes. Rompe amarras el cuerpo zarpa el alma. Perdemos nuestros nombres y flotamos a la deriva entre el azul y el verde, tiempo total dónde no pasa nada, sino su propio transcurrir dichoso.No pasa, nada, callas, parpadeas, silencio, cruzó un ángel este instante grande como la vida de cien soles.

Clave Transpersonal: Morir es despertar ya sano de la Vida.

Piedra de Sol. Octavio Paz.

1 comentario en “Caer, volver, soñarme y que me sueñen

  1. Hola Susana, muchas gracias te echaba de menos por la Senda de Baraka. Te encontré por aquí de “Causalidad” por nada del mundo me pierdo tu viaje. GRACIAS POR SEGUIR SIN DESCANSO APORTANDO AL CONOCIMIENTO DEL SER¡¡

Los comentarios están cerrados.