Terapia de Pareja

 

El Arte de Vincularse

¿QUIÉN ERES TU EN TU RELACIÓN? LAS PARTES DE TI EN TU RELACIÓN.  ¿DÓNDE ESTAMOS REALMENTE? HÁBITOS SALUDABLES VS TÓXICOS. JUEGO DE LOS ESPEJOS: PROYECCIÓN. CONEXIÓN DESDE EL EGO – CONEXIÓN DESDE EL CORAZÓN. CONFIANZA. JUEGO. HONESTIDAD. VULNERABILIDAD. LIBERTAD.PERDÓN. CRECIMIENTO CONSTANTE. PRESENCIA. PASIÓN. APRECIACIÓN Y GRATITUD.

La crisis de pareja se manifiesta a través de la aparición de los sentimientos ambivalentes y la duda sobre el valor de la pareja.

La pareja llega en busca de ayuda terapéutica cuando está atravesando una etapa más o menos sostenida en el tiempo de crisis y estancamiento, para darse la oportunidad de resolver el conflicto y las consecuencias que se vienen tolerando por cada una de las partes y que implican sufrimiento. El acompañamiento en este caso ayuda a cada uno de los miembros de la pareja a contextualizar el problema y encontrar el significado que este sufrimiento esconde para poder comprenderlo. General palanca e invitar a los miembros a la movilización hacia el proceso de transformación para movilizar nuevos recursos que ayuden a comprender y elaborar el conflicto desde un nuevo enfoque para afrontarlo y definir las posibles soluciones, desde la honestidad y el encuentro con uno mismo en relación a la pareja.

En la consulta, las parejas en crisis buscan dejar atrás sus conflictos y el dolor que arrastran en la relación. Para eso, es necesario detenerse en el conflicto, en el sufrimiento, en qué lo provocó, qué secuelas dejó y buscar una manera de contextualizarlo y dar alternativas. Y en lo posible, atendiendo a la transformación y evolución de las partes, trabajar conjuntamente en el sentido y  significado  de la relación para ambos. Muchas veces las parejas salen fortalecidas después de una experiencia dolorosa y logran entonces mejorar y profundizar en la relación; otras, la relación se termina pero sin embargo, tras un proceso de búsqueda y encuentro de cada uno de los miembros de la pareja en relación al vínculo que les unió; en cualquier caso, la transformación  es prácticamente inevitable y estará orientada al crecimiento y a pasar del estado de sufrimiento al establecimiento de un vínculo sano de AMOR propio con uno mismo primero para estar en disposición de establecer vínculos sanos después.

El tipo de consulta en una terapia de pareja será diferente según la etapa del ciclo vital de la pareja. En la práctica , es aconsejable que la pareja conozca los desafíos a los que está expuesta con respecto al ciclo vital y cómo éstos afectan a la relación y la sexualidad. El conocer que lo que sienten y les pasa pertenece en parte a una etapa de la vida en pareja y el estar conscientes de los recursos con que cuentan en cada una de las etapas, producirá en ellos alivio, introspección y desarrollo de recursos.

 

Las crisis vitales de transición de una etapa a otra y las crisis no normativas (enfermedad, duelos,emigraciones, etc.) pondrán a prueba la estructura de la relación y la sexualidad. La historia de la relación se refiere a la historia de transiciones y sucesos. Las transiciones están relacionadas con el proceso paulatino de paso de una etapa a otra del ciclo vital con sus respectivas crisis. Los sucesos (crisis no normativas) son eventos, los cuales ocurren de improvisto (duelos, infidelidades, migraciones, enfermedad, etc.). Tanto las transiciones como los sucesos pondrán a la pareja a prueba frente a sus recursos y fragilidades y de este equilibrio dependerá el éxito y la continuidad de la relación en pareja.

Desde el enfoque transpersonal, la pareja constituida por ambos miembros, es un tercer miembro, cuyos síntomas en términos de salud / enfermedad, son los mismos que los de una persona. La pareja se convierte así en un escenario de maestría y aprendizaje dónde se favorece el camino de autodescubrimiento personal a través del vínculo y el modo en que nos relacionamos desde ahí.

El poder tomar consciencia del grado de responsabilidad propia en relación al conflicto; la escucha interna para entender y apreciar nuestras propias necesidades y las del otro; La capacidad de volver a poner a los miembros en valor personal frente al desgaste al que suelen haber estado sometidos por la relación de pareja; la capacidad de atender también a las sombras personales, y el significado del conflicto y la oportunidad de crecimiento que encierra. El rescate de la identidad propia y en relación al vínculo de pareja.  experimentando el poder transformador del “darse cuenta” en el ámbito de la pareja. La integración de las energías masculina y femenina que entran en conflicto en cuanto a relaciones de poder más que en el víncularse desde el Amor. La capacidad de promover nuevos caminos de integración y crecimiento. Todo un camino de exploración, muerte y renacimiento a una nueva forma de expresarse en lo individual y en la pareja atendiendo a la impronta evolutiva que anima a todo Ser Humano a Crecer y evolucionar desde su Verdad más íntima en la que se pone en juego un tercer elemento, la relación. 

 

“Cada relación ha tenido su sentido:desde aquel inocente y apasionado primer amor, hasta la actual relación.
En realidad, ni ha faltado ni ha sobrado nada.Cada instante vivido de expansión y contracción, de alegría y tristeza o de ilusión y desengaño, han contribuido a nuestro actual nivel de autoconciencia.” Escuela de Desarrollo Transpersonal